miércoles, 1 de marzo de 2017





A lo largo de mis vacaciones tuve la oportunidad de asistir los sábados a un orfanato de niños llamado "Hogar de niños Fatima". Fue y seguirá siendo una experiencia muy linda y enriquecedora porque ayudar y hacer a alguien feliz deja mucha satisfacción dentro de nosotros.


A lo largo de estas visitas mi grupo y yo hemos sido capaces de ayudar a mantener el orden del orfanato al igual que hemos puesto muchas sonrisas en las caras de los niños.